Nostalgia estival: las series que marcaron mis veranos

Bueno, lo que voy a tratar en este post creo que no solo define mis veranos, sino los de toda la gente de mi generación. Y es que antes de que Internet se comiera a la tv (y todo en general) los niños veían la tele durante horas y la gente ya era muy apocalíptica con el tema, igual que lo somos ahora con los críos que no sueltan su smartphone. Sé que sueno como una anciana hablando de esta manera, pero la realidad es esa: pertenezco a esa última generación de niños que se pasó los veranos viendo las series de La 2 por las mañanas.

Y alguna que otra de Antena 3 también, para qué negarlo. La llegada de las vacaciones suponía levantarse más tarde y desayunar, reposar el desayuno (y casi llegar a la hora de la comida) viendo series veraniegas y noventeras de lo más variopintas y, sobre todo, entretenidas. No hablo de cosas sofisticadas, de grandes guiones, ni interpretaciones merecedoras de todos los premios (bueno alguna joya hay), pero fueron mi primer contacto con el mundo de las series y la nostalgia que me producen no tiene límites. 

Popular (1999-2001)

Mi amor por las series de Ryan Murphy empezó aquí, solo que me di cuenta años más tarde. Cuando Popular llegó a las mañanas de La 2 no tardé en engancharme. ¿Una serie centrada en un instituto, pero con un toque de humor bastante diferente a lo que nos tenían acostumbrados por aquel entonces? Por favor, ven a mí. Muchos consideran que este fue el germen de lo que años más tarde sería Glee, sólo que sin musicales de por medio. Y la verdad que estoy bastante de acuerdo, aunque Popular tenía un toque distinto. Por desgracia, por aquellos tiempos Murphy no era el dios de las series que es hoy y pasó más bien desapercibida. Duró solo dos temporadas, pero da igual. Es una joya. Nunca olvidaré a la grandiosa Mary Cherry.

tumblr_m6aibzbgT71r4td3po1_250.gif

Las Gemelas de Sweet Valley (1994-1997)

¿Qué podía fallar en esta serie? En ella conocemos a Jessica y Elisabeth Wakefield, dos hermanas gemelas que son idénticas por fuera, pero no podrían tener personalidades más diferentes (oh, la originalidad). Una es inteligente, buena e inocente y la otra es todo lo contrario, superficial, egocéntrica y dispuesta a cualquier cosa para conseguir lo que quiere. Qué queréis que os diga, no recuerdo mucho más de la serie, excepto su pegadiza canción y ese jeep que tenían tan genial. Lo que sí tengo claro es que si la emitieran de nuevo en televisión la vería sin dudarlo un segundo.

California Dreams (1992-1996)

No nos movemos de California porque su buen tiempo y sus playas sirvieron de gran inspiración para las series noventeras (algo que culminó seguramente con la gran The OC) y, antes de que las Kardashian pusieran en el mapa su querida Calabasas, estaban series como California Dreams. Estaba protagonizada por un grupo de amigos que tenía un grupo de música que compaginaban con sus estudios en el instituto (tristemente no es un Rebelde Way a la californiana aunque por esta sinopsis lo pueda parecer). Se supone que es una sitcom, pero también aprovecharon para meter tramas llenas de moralina sobre las drogas, la violencia, etc. También tengo su intro grabada a fuego en mi mente.

Los Rompecorazones (1994-1999)

Esta serie australiana sí que era la reina de las ‘series de La 2’. Se centraba en un grupo de alumnos del instituto Hartley High y bueno, los problemas eran los típicos de estas series: amores, desamores, drogas, violencia y gente muy guapa y perfecta. Los noventa no fueron precisamente los años del bodypositive y lo de elegir a gente con todo tipo de cuerpos (o con una edad medio cercana a la adolescencia) no se llevaba. Ahora tampoco es que la diversidad en las series adolescentes sea una maravilla, pero algo han cambiado las cosas.

Una Chica Explosiva (1994-1998)

Esta serie seguramente es la más absurda y rancia del ránking. Dos adolescentes, típicos marginados, empollones (y salidos) diseñan por ordenador a la mujer perfecta y tras una extraña tormenta eléctrica, la mujer cobra vida y, además, tiene poderes mágicos y puede concederle deseos a los chicos de forma temporal o permanente. No era mi favorita, pero la vi muchas veces y en aquel momento tenía su gracia, para qué negarlo.

https://www.youtube.com/watch?v=B5eZnw8wODs

Cosas de Gemelas (1998)

En un ranking de series de los 90-2000 no podían faltar las gemelas Olsen, que tras su éxito en Padres Forzosos hicieron esta serie que por supuesto yo devoré y disfruté como nadie, aunque fue un fracaso. Se trata de una sitcom familiar, centrada en un padre viudo que debe cuidar de sus hijas y para ello contrata a una niñera con la que, oh sorpresa, tiene una tensión sexual que se podría cortar con un cuchillo.

Mary Kate Ashley Olsen, Two of a kind, Cosas de Gemelas
© Imagen: Warner Bros

Cosas de Hermanas (1994-1999)

Los títulos en español de las series no brillaban por su originalidad y aquí seguimos hablando de ‘Cosas de…algo’. En este caso las hermanas eran otras gemelas, Tia y Tamera y la serie tenía todos los clichés de siempre, pero era muy divertida. Se ve que las historias de gemelas eran absoluta tendencia noventera (no olvidemos que en 1998 Lindsay Lohan saltó a la fama con la peli Tú a Londres y yo a California), o que yo siento admiración por ellas, porque ya es la tercera serie de este estilo en el ránking…

Cosas de Hermanas
© Imagen: Warner Bros

Blue Water High (2005-2008)

La otra serie australiana de mi ranking, es la más reciente, pero no quita que me enganchara como una loca a esta historia centrada en una escuela de surfistas que compiten poro ser los mejores. Amores, desamores, playas increíbles y mucho surf. La serie es de lo más divertida y, aunque no supone nada nuevo en el género adolescente, tiene un hueco importante dentro de mi corazón seriéfilo por alegrarme los veranos y darme ganas de aprender a surfear (aunque años después todo ha quedado en las ganas).

Dawson Crece (1998-2003)

Mi relación con esta serie es un poco amor odio porque me caían todos mal, pero como la emitían siempre, acababa viéndola. Es curioso que nunca llegara a engancharme de verdad, porque tienen todos los elementos para que me guste, pero no. Aún así, un ranking de series de los 90 no está bien si no aparece por aquí Dawson y su pandilla. Y es una buena excusa para usar este meme.

giphy (42).gif

Buffy Cazavampiros (1996-2003)

Lo siento, tenía que hacerlo. Siempre que pueda aprovecharé para meter esta serie en un ranking, porque es lo mejor que nos ha regalado la década de los 90 y la historia de la tele en general. Pero es que además, en España el verano era sinónimo de Buffy. Ya que esta era la época en la que la emitían en abierto en lo que entonces era Canal +. Así que Buffy Cazavampiros es una serie veraniega como otra cualquiera, solo que además es una obra de culto y no sé qué hacéis los que aún no la habéis visto. Por si acaso, hace un tiempo os dejé una lista de los mejores episodios.

Y este queridos amigos es mi pequeño ranking, se me ocurren muchas otras series, desde El Príncipe de Bel Air hasta Malcolm in the middle, pasando por Cosas de Casa, Sabrina, Cosas de Brujas Blossom, Yo y el mundo, Padres Forzosos, Xena: La Princesa Guerrera…pero mi memoria falla y ya no sé si esas las emitían solo en verano o todo el año, de hecho es posible que me haya equivocado con alguna del ránking. Sólo diré que doy gracias a la vida por haber vivido mi infancia y entrada en la adolescencia en la década de los 90-2000.

¿Vosotros también eráis asiduos a las mañanas veraniegas viendo series de televisión? ¿cuál era vuestra favorita?

Comparte

One thought on “Nostalgia estival: las series que marcaron mis veranos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *