Cocina y salud mental: la receta perfecta con la que ‘The Bear’ se ha coronado como una de las mejores series del año

Entrar en la cocina de Carmen ‘Carmy’ Berzatto en su pequeño local de bocadillos de Chicago es toda una experiencia. Primero porque desde el minuto uno te quedas sin aliento ante el ritmo apabullante y brutal de The Bear, creada por Christopher Storer. Y segundo porque, aunque lleves apenas unos minutos viendo a este grupo de personas cocinando, ya quieres saber más.

Los personajes detrás de los fogones de The Bear

Ya en el frenético primer episodio nos dan unas buena pinceladas del a situación. Carmy (Jeremy Allen White) es un chef excelente. Reconocido como un cocinero del más alto nivel y que dirigió la cocina del restaurante más prestigioso del mundo. Sin embargo, la muerte de su hermano lo ha devuelto a su Chicago natal, donde decide tomar las riendas del restaurante familiar. Un local que no es ni bonito, ni lujoso. Tampoco aparece en las guías de los lugares más cool de Chicago. Pero hace felices a sus clientes. Un lugar donde comer bocadillos y platos sencillos con los que llenar el estómago por un módico precio. Un restaurante que dista mucho de lo que Carmy está acostumbrado, no solo por el tipo de comida, sino por la forma de trabajo. Este es uno de los retos principales del protagonista cuando toma el control del restaurante: cambiar la forma de trabajar o exigir más a un equipo que con su hermano se desenvolvía de manera totalmente diferente. Capítulo a capítulo vamos conociendo a las personas que forman parte de dicho equipo, sus inquietudes y sus reticencias ante el cambio que supone la llegada de Carmy. Al final la serie tiene ese toque esperanzador sobre luchar por algo en lo que crees y que, de primeras, tiene pinta de que no va a funcionar. Pero poco a poco las piezas van encajando. Todo ello aderezado con el drama por la muerte del hermano y las consecuencias que eso tiene para su familia y amigos.

Un retrato brillante sobre cómo funciona la ansiedad

Aunque la cocina es el escaparate, The Bear habla sobre los problemas personales de sus personajes. Cómo superar la pérdida de un ser querido, el vértigo de sacar adelante un proyecto en el que te sientes un poco obligado a creer mientras tienes que lidiar con el dolor. Ganarte la confianza de un equipo que no está dispuesto a aceptar muchos cambios así de primeras y, sobre todo, combatir la ansiedad que provoca tener tantos frentes abiertos. Todo un coctel explosivo mezclado con una dirección y un montaje que te pegan al asiento desde el minuto uno. Una cosa sí os digo, The Bear no es la mejor serie para ver cuando necesitas relajarte, porque no lo vas a conseguir. Esa cocina es una locura y la serie consigue meterte dentro de ella y su ritmo estresante en apenas unos minutos. Una forma de contar esta historia que acompaña a los temas que trata y que alcanza su punto más álgido en su comentadísimo y alabado capítulo 7, rodado completamente en plano secuencia.

Buscar la excelencia sin perder la autenticidad

Con el currículum de Carmy y la situación del restaurante familiar, vemos una lucha continua entre las voces que dicen que debería seguir su camino siendo un chef aclamado, refinado y en un restaurante de lujo y las que piensan que un restaurante más clásico y familiar no tiene nada que envidiarle a la alta cocina. Esa lucha interna motiva al protagonista, pero también la vemos en su ayudante, la única cara nueva que él incorpora a su equipo, Sydney. Ella está convencida de que ese local sucio, feúcho y que sirve bocadillos y espaguetis grasientos, puede convertirse en algo diferente sin dejar de ser auténtico. Sydney intenta, además, poner orden en todo el caos que muchas veces Carmy tampoco puede controlar, con mayor o menor éxito.

Ayo Edebiri as Sydney (The Bear)
© Imagen: FX

Un reparto que brilla en cada capítulo

Seguramente el rostro más reconocible de The Bear es el de Jeremy Allen White, quien vuelve a Chicago después de 9 temporadas interpretando a Lip Gallagher en Shameless, para meterse en la piel de Carmy. Ya demostró su talento en la serie de Showtime y en The Bear vuelve a hacerlo. Pero también está Ebon Moss-Bachrach, que interpreta a Richard, probablemente el personaje más desquiciante de la serie, aunque tiene buen fondo. A él lo hemos visto recientemente en Andor, pero ha participado también en The Punisher o Girls. Seguramente para muchos, al menos para mí, actrices como Ayo Edebiri, que interpreta a Sydney, son todo un descubrimiento. Es una comediante estadounidense que ha participado en series como Big Mouth. En líneas generales todo el reparto funciona muy bien y cada personaje va teniendo su pequeña porción de protagonismo.

Una de las mejores series del año

Esto es una opinión más subjetiva, pero no os extrañéis si veis The Bear en todas las listas de lo mejor de 2022, porque es un reconocimiento totalmente merecido. La serie de FX ha sido toda una sorpresa y volver a ver a Jeremy Allen White en un papel tan interesante y exigente, una maravilla. En España se puede ver a través de Disney + y, de verdad, no os la podéis perder.

Comparte

‘La línea invisible’ una serie que profundiza en los orígenes de ETA

La línea invisible es el último estreno de ficción propia de Movistar+. Una miniserie de seis episodios que ahonda en cómo surgió la banda terrorista ETA, en una época marcada por la dictadura franquista. Es un tema complejo, que ha generado cierta polémica y que se ha tratado muy poco en la ficción televisiva. Por suerte, eso está cambiando y series como esta pueden ayudar a entender mejor el conflicto que marcó durante décadas nuestro país.

Continue reading «‘La línea invisible’ una serie que profundiza en los orígenes de ETA»
Comparte