Especial 8M: 10 series maravillosas creadas por mujeres

Un 8M más el Día Internacional de la mujer llega rodeado de polémicas y, en esta ocasión, con pandemia del coronavirus incluida. No quiero entrar al trapo de los que intentan demonizar el feminismo con argumentos patéticos y que rozan el ridículo (para algunos solo las manifestaciones del 8M propagan el virus, otro tipo de concentraciones o eventos sociales, ya tal). Pero en este blog seguiremos aportando un granito de arena, por pequeño que sea, para hablar sobre igualdad y destacar el papel de mujeres brillantes y maravillosas. Por eso, os dejo una lista de series imprescindibles que han sido creadas por mujeres.

1. Fleabag

No podía faltar en este especial del 8M la serie que ha catapultado a la fama a Phoebe Waller-Bridge y que además ha desatado una oleada de nuevas series que siguen su estela. Fleabag es divertida, triste, tiene su toque oscuro y es comedia del más alto nivel. En sus dos cortas temporadas es capaz de condensar el espíritu de la generación millennial. La protagonista es una treintañera perdida, con una perspectiva laboral bastante lamentable, deudas, una familia desestructurada y que ve en el sexo la vía de escape para no enfrentar sus problemas y sus traumas. Es una de las mejores series de los últimos años y no hay discusión posible.

2. Podría destruirte

Podría destruirte, creada por Michaela Coel, es el claro ejemplo del camino que ha abierto Fleabag. Otra serie única, con el toque personal e indiscutible de su creadora y que ahonda de una manera muy original, perturbadora y sin miedo a resultar incómoda, en el tema de los límites del consentimiento. También habla de las consecuencias del abuso sexual y la importancia de salir adelante y no ser definida solo por ser una víctima. Todo ello con dosis de humor negro y unos personajes muy bien construidos.

3. La maravillosa señora Maisel

Amy Sherman- Palladino está detrás de esta serie, con ese estilo inconfundible que nos dejó ya en Las chicas Gilmore allá por los años 2000. La maravillosa Sra. Maisel tiene esos diálogos que van rapidísimo, numerosas referencias, personajes simpáticos, entrañables, grandes dosis de humor. Y sobre todo tiene a Midge (Rachel Brosnahan) como protagonista. Une mujer que en plena década de los 60 en Estados Unidos, decide romper con todo y dejar de ser la esposa perfecta que todos esperan. Se convierte en monologuista y se despacha a gusto de sus miserias sobre los escenarios y a golpe de humor.

4. Crazy Ex- Girlfriend

Rachel Bloom firma esta serie musical que trata de reírse y romper con los estereotipos de las comedias románticas de toda la vida. Crazy Ex-Girlfriend se centra en Rebecca, una abogada que lo deja todo para perseguir al que considera el amor de su vida: un novio que tuvo en su adolescencia. Por eso deja su vida en Nueva York y se muda a West Covina (California). Allí, lo que empieza como una ‘gran hazaña con amor’ se acaba convirtiendo en el viaje de la protagonista hacia la superación de ciertos traumas, complejos. Y, sobre todo, se da cuenta de que el amor no es como lo pintan en las películas.

5. Dead to me

Probablemente es una de las series más desconocidas de esta lista, porque por razones que todavía no logro comprender, Netflix pasa bastante de ella y apenas está teniendo repercusión. Todo ello a pesar de que es muy buena. Su mayor referente es Big Little Lies y sí, se parecen, pero al mismo tiempo son dos series muy diferentes. Dead to me nos cuenta la historia de la extraña amistad entre Jen y Judy. La primera acaba de perder a su marido en un accidente y la segunda aparece en su vida y se acaba convirtiendo en su mejor apoyo, aunque guarda muchos secretos. Es una serie llena de humor negro, con dos actrices como Christina Applegate y Linda Cardellini haciendo un trabajo brillante y una historia que engancha.

6. GLOW

Otra serie maltratada por Netflix hasta el punto de que renovaron por una última temporada y de repente la cancelaron, dejándola sin final. Pero aún así nunca me cansaré de recomendarla. Creada por Liz Flahive y Carly Mensch (y producida por Jenji Kohan, de Orange is the new black), la serie se ambienta en los 80 cuando un director de cine de serie B se embarca en la producción de un programa de lucha libre femenina. Ahí entran en juego un grupo de mujeres que intentan sacar el show adelante sin tener mucha idea y lidiando a la vez con sus vidas. Alison Brie y Betty Gilpin lideran el reparto de una serie que fue creciendo temporada a temporada, hasta que Netflix decidió darle el hachazo.

7. Adult Material

No podía faltar esta miniserie, creada por Lucy Kirkwood, centrada en una actriz porno, que tras una situación de acoso, decide emprender una guerra contra aquellos en la industria que permiten este tipo de cosas y las tratan de ocultar. Una lucha en la que sufrirá las consecuencias del rechazo, el abandono por parte de sus colegas y los prejuicios de la sociedad. En cuatro capítulos, Adult Material, hace una gran radiografía de cómo funciona la industria y además plantea el tema de los límites del consentimiento sexual. Además cuenta con un reparto de lo más interesante liderado por Hayley Squires y Rupert Everett.

8. Derry Girls

Lisa McGee es la artífice de una de las comedias más divertidas, entrañables y originales de los últimos años. Derry Girls se centra en un grupo de amigas que viven en la ciudad irlandesa de Derry en los años 90, tratan de sobrevivir al drama de ser adolescente mientras viven en un ambiente marcado por conflicto de Irlanda del Norte. Es difícil hacer humor sobre una etapa de la historia tan oscura, pero Derry Girls demuestra que es posible.

9. Creedme

Otra miniserie en la lista (y no es la última). Creada por Sussanah Grant y Lisa Cholodenko, Creedme, se basa en un caso real en el que una chica denunció una violación y la policía no le creyó. Años más tarde se descubrió que su agresor era un violador en serie que había seguido atacando a mujeres. La serie se centra en las consecuencias de los errores policiales y también en cómo el sistema trata a las víctimas de abusos. Además de contar una historia desgarradora y potente, cuenta con un trío de actrices brillantes: Toni Collette, Merritt Wever y Kaitlyn Dever.

10. Mrs. America

Aunque 2020 ha sido un año horrible, nos ha dejado series maravillosas como Mrs. America, que a pesar de tener un reparto plagado de estrellas lideradas por Cate Blanchett, ha pasado bastante desapercibida.

Creada por Dhavi Waller, se centra en la figura de Phyllis Schlafly, una política conservadora que trató de frenar el movimiento feminista impulsado, entre otras, por Gloria Steinem, en la década de los 70 en Estados Unidos. Una serie sobre feminismo desde el punto de vista de una antifeminista. Está bien contada y cuenta con unas actrices maravillosas.

11. Happy Valley

Aunque en el título del post pone que son 10 series, he tenido que incluir Happy Valley aunque ahora mismo no hay ninguna plataforma que la tenga en España. Happy Valley es un thriller británico brutal, emocionante, con un ritmo arollador. Y lo más importante, su protagonista, Catherine Cawood, es una mujer fascinante y con una fuerza que atrapa. Además no es muy habitual ver series protagonizadas por mujeres de mediana edad, que ya son hasta abuelas, como es el caso de la protagonista. No os perdáis esta joya creada por la maravillosa Sally Wainright.

Los nombres más influyentes de la industria

Esta es la lista que yo he elaborado en base a series que me parecen imprescindibles o muy buenas. Pero hay muchas más. No se puede entender el fenómeno televisivo de los últimos años sin hablar de las series de Shonda Rhimes, desde Anatomía de Grey hasta Cómo defender a un asesino, pasando por su último gran éxito que ha sido Bridgerton. Y tampoco podemos negar la influencia que ha tenido Lena Dunham y su Girls en la ficción televisiva. Una estela que ha seguido Issa Rae con estilo propio en Insecure. Mindy Kaling es la responsable de algunos de los mejores capítulos de The Office y desde hace tiempo produce sus propias series con bastante acierto. Primero The Mindy Project y ahora con Never Have I Ever. Se ha convertido en una de las showrunners más influyentes de la industria. En los últimos años cada vez son más los nombres de mujeres detrás de los títulos más importantes del año, o de los más originales. Marti Noxon, que trabajó en Buffy Cazavampiros, se está labrando un nombre en el firmamento de los showrunners gracias a series tan originales como Heridas abiertas, UnREAL o Dietland. Y por suerte la lista no deja de aumentar, podría seguir hablando de Tina Fey, Amy Poehler, Sharon Horgan, Michelle King, que junto a su marido ha creado joyas televisivas como The Good Wife y The Good Fight. También podría destacar como Reese Witherspoon se ha convertido en una de las productoras más influyentes de Hollywood.

En España también hay creadoras

Aunque aquí la figura del showrunner no es como en la televisión anglosajona, también hay mujeres responsables de algunas de las ficciones más importantes y exitosas de España. El ejemplo más claro que se me viene a la cabeza es el de Laura Caballero, co-creadora de Aquí no hay quien viva y La que se avecina. O Teresa Fernández-Valdés, que es la productora ejecutiva de Bambú Producciones. En los últimos años, también resuenan nombres como el de Leticia Dolera, que se estrenó en esto de crear series con Vida Perfecta. O la directora Isabel Coixet, que ha probado suerte con Foodie Love.

© Imagen: Movistar +

Un 8M para alzar la voz ante la crispación

Para concluir este repaso por algunos de los nombres femeninos más relevantes de la industria audiovisual, quiero añadir que no hay que olvidar que la igualdad no es solo que las mujeres consigan crear obras maestras aclamadas por todos. Igualdad es también tener derecho a hacer trabajos normalitos e incluso mediocres y poder seguir ejerciendo. Igual que ocurre con los hombres. Igualdad es que las mujeres lo tengan igual de fácil que los hombres para conseguir trabajo en este sector, para ascender a puestos de responsabilidad, para conseguir financiación y un largo etcétera. Por eso y por mucho más, sigue siendo necesario alzar la voz cada 8M y todos los días del año.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *