‘Los Durrell’: un soplo de libertad en una isla paradisíaca

Hoy no vengo a hablaros de la última serie de moda. Hoy es el momento de hablar de Los Durrell, una serie británica que me ha conquistado de una forma inesperada. Finalizó en 2019 tras varias temporadas y ha ido convirtiéndose en todo un éxito gracias al boca a boca de la gente.

¿Quienes fueron los Durrell?

La serie, aunque se ha tomado muchas licencias narrativas, está basada en la Trilogía de Corfú, escrita por Gerald Durrell. Un famoso zoólogo que plasmó en sus obras su amor por la naturaleza y sus experiencias en Corfú junto a su familia. Su hermano, Lawrence Durrell, también era escritor e incluso su hermana, Margo, publicó sus vivencias en otro libro. Es decir, hay mucha información sobre la vida de los Durrell, así que no es tan descabellado que hayan acabado siendo los protagonistas de una serie de televisión. Si algo queda claro, es que no eran la típica familia y la serie lleva esto un poco más allá. Para contar una historia emotiva y que pone énfasis en la importancia de ser libres y dejar serlo a los demás.

© Imagen: ITV

Corfú, un paraíso eterno

La serie comienza cuando Louisa, harta de una vida miserable y hasta arriba de problemas económicos en la gris y lluviosa Bournemouth, decide llevarse a sus tres hijos a la isla griega de Corfú. Se supone que es un lugar más barato donde podrán empezar de cero y rehacer su vida, que quedó paralizada tras la muerte de su marido. Evidentemente, cuando llegan allí no es todo tan sencillo como pensaban. No conocen el idioma, ni la cultura, ni las tradiciones del lugar. Además, apenas tienen ahorros, ni una perspectiva laboral muy clara. Sin embargo, desde el minuto uno cuentan con la ayuda de Spiro y Lugaretzia, que les facilitan las cosas para encontrar una casa y comenzar a construir su nueva vida. A lo largo de 4 temporadas vemos como los Durrell se van asentando, adaptando, aprendiendo a vivir con la cultura y las tradiciones de una isla en la que parece que el verano es eterno. En ese pequeño rincón del mediterráneo van evolucionando, aprendiendo, madurando y viviendo con una sensación de libertad que resulta tremendamente atractiva.

Margo y Louisa Durrell
© Imagen: ITV

Hedonismo y libertad frente al auge del fascismo

Las andanzas griegas de los Durrell comienzan en 1935 y la serie acaba con el fascismo pisándoles los talones y la II Guerra Mundial a punto de estallar. Por eso, a lo largo de todas las temporadas, llama la atención la sensación de libertad que se respira en esa familia y todos los que la rodean. Una sensación que se va complicando a medida que las tensiones políticas aumentan y la guerra cada vez parece más cercana. Los Durrell observan a los que tienen a su alrededor, aprenden de ellos. Disfrutan de su compañía y no juzgan su modo de vida, aunque sea muy diferente a lo que están acostumbrados a ver. Vienen de Reino Unido, donde el modo de vida es muy diferente al de Corfú. Curiosamente en Inglaterra tampoco encajaban del todo y eran juzgados incluso con más dureza por no ser como los demás esperaban. De primeras puede parecer que los Durrell de la serie son incluso demasiado modernos para su tiempo. Y que quizás los creadores han preferido sacrificar el rigor histórico para contar una historia más actual. Pero según avanzan las temporadas, queda claro que la serie habla de lo importante que es tener libertad y lo frágil que es. El fascismo y la guerra lo paralizaron y destrozaron todo. Recuperarse de todo aquello llevó mucho tiempo y los Durrell son el reflejo de la calma antes de la tormenta. Un último y largo verano lleno de momentos cálidos y emocionantes, antes de la oscuridad, la tristeza y el horror que trajo la guerra.

Louisa & Spiro
© Imagen: ITV

Un reparto de lujo

Gran parte del éxito de Los Durrell se debe a que tiene unos actores que encajan a la perfección. Un casting encabezado por la gran Keeley Hawes. Cuesta creer que la misma actriz que interpreta a la entrañable Louisa Durrell, sea la misma que vemos en It’s a sin como madre mucho más difícil de soportar. También es la fría secretaria de interior en Bodyguard. Y no puedo olvidar su papelón en Line of Duty. El otro gran rostro conocido es el de Josh O’ Connor, que aquí se aleja bastante de su siempre triste y amargado Príncipe Carlos en The Crown para encarnar a Larry. Un personaje bastante opuesto, que pasa olímpicamente de ataduras y vive su vida como le da la gana. Entre los rostros menos conocidos de la serie, al menos en España, está también Alexis Gergoulis. Interpreta a Spiro y a muchos nos ha hecho volver a shippear locamente a una pareja de una serie como si tuviéramos 15 años.

Un paraíso donde reir y llorar

Los Durrell es la serie perfecta para ver en maratón, disfrutar de unos personajes entrañables y los impresionantes paisajes de Corfú. Una forma de pasar el rato con ese abanico de personajes fáciles de querer, sus enredos y sus intentos por salir adelante. Y una oportunidad de ver una serie que se ha hecho con cariño y que desprende buenas sensaciones en cada episodio.

En España se puede ver tanto en Filmin como en Movistar+, así que no dudéis en darle al play y acompañar a los Durrell en su aventura griega.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *