Las 10 mejores series de estreno de este tremendo 2020

Creo que todos estamos de acuerdo en que este año ha sido un horror. La pandemia nos ha marcado a todos y en muchas ocasiones la tele y el cine ha sido la única vía de escape para no pensar por un rato en esta pesadilla. Y, aunque la industria audiovisual se ha visto muy afectada por toda esta situación, los estrenos de este año han estado a la altura. Ha habido mucho y muy bueno y por eso no podía faltar mi tradicional lista de las mejores series del año.

1. Unorthodox

Esta miniserie de Netflix fue toda una sorpresa allá por marzo, justo cuando nos vimos abocados al confinamiento. Unorthodox nos enseña la vida de Esti, una joven judía ortodoxa que decide dar el gran paso de huir de su vida llena de normas y represión en Brooklyn, para ser libre y empezar de cero en Berlín.

Para muchos la serie peca un poco de simplona, pero yo no podía dejar de incluirla en la lista, porque solo con el trabajo que hace su actriz protagonista, Shira Haas, ya merece la pena. Además, pone mucho esfuerzo en reflejar cómo es la vida de los judíos ortodoxos, parte de la serie está rodada en yiddish y, en definitiva, es muy entretenida.

2. La conjura contra América

Otra miniserie que entra en la lista (y aún hay algunas más) es la que nos ha regalado este año David Simon (The Wire). La conjura contra América es ucronía que nos sitúa en Estados Unidos en los años 40 del siglo XX e imagina que habría pasado si no hubieran participado en la guerra contra los nazis. Se basa en la novela homónima de Phillip Roth y es un relato muy aplicable a la actualidad en la que algunos pretenden blanquear el fascismo sin pensar en las consecuencias (o siendo plenamente conscientes de ellas).

Es una serie densa, oscura y con una atmósfera que se va tornando más terrorífica según avanzan los capítulos. Además tiene un reparto de actores de lo más interesante, con John Turturro y Winona Ryder a la cabeza. Pero sin duda, yo me quedo con el trabajo de Zoe Kazan.

3. Little Fires Everywhere

Seguimos con miniseries porque este año han sido muchas y muy buenas todas. Little Fires Everywhere tiene todos los elementos para ser buena y para seguir la estela de seriazas como Big Little Lies. Tiene a Reese Witherspoon, lo cual ya suma muchos puntos. Cuenta una historia de esas que ahondan en las miserias de los blancos ricos y privilegiados que no son conscientes de sus privilegios y, en definitiva, engancha mucho.

La historia nos sitúa en un idílico y acomodado pueblo de Estados Unidos, perfectamente cuidado y muy blanco. La tranquilidad de todos se ve interrumpida con la llegada de Mia y su hija adolescente Pearl, dos mujeres que no lo han tenido fácil en la vida, ni tienen el mejor estatus económico. Ambas van a poner todo patas arriba con la gran cantidad de secretos que llevan encima y con su forma distinta de hacer las cosas. Witherspoon está maravillosa e incluso Kerry Washington está notable (lo siento, le tengo una manía un tanto irracional). Y lo más interesante es que plantea temas que impulsan el debate sobre los privilegios, la clase, la maternidad, etc.

4. Mrs. America

¿Una miniserie con Cate Blanchett como protagonista? ¿Hacen falta más motivos para verla? Por si acaso también os digo que tiene a otras pedazo actrices como Rose Byrne, Sarah Paulson, Uzo Aduba o Margo Martindale. Pero es que la historia es buena, original y con un punto diferente. Mrs. America nos sitúa en los años 70 en Estados Unidos, en un momento en el que la lucha feminista estaba en un punto clave gracias a figuras como Gloria Steinem. Sin embargo, la serie se centra en una especie de alter ego que surgió dentro de una parte del colectivo de mujeres que no se sentían identificadas con el feminismo y que apostaban por mantener los valores tradicionales. La líder de ese movimiento fue Phyllis Schlafly, una ama de casa conservadora pero que, irónicamente, se dejó la piel por hacerse un hueco en política, acaparar poder y ser alguien en un mundo en el que entonces prácticamente solo había hombres.

La serie ahonda en todas estas mujeres, sus ambiciones, sus ideas. Algunas van cambiando en el camino y otras se quedan como están. Lo único que está claro es que Mrs. America es una de las mejores series del año.

5. Zoey’s Extraordinary Playlist

Una serie musical siempre tiene papeletas para gustarme, pero lo que ha hecho que caiga rendida ante esta serie es que consiguió tocarme la fibra sensible de una manera totalmente inesperada. La protagonista es Zoey (Jane Levy), una chica que de repente puede escuchar lo que piensa y siente todo el mundo a su alrededor…solo que en forma de canción. Algo que provoca situaciones embarazosas y muy complicadas, pero que permite a la protagonista ayudar a los demás a solucionar sus problemas.

Parece la típica serie ligera para pasar el rato sin más. Y en parte lo es. Pero cuando menos te lo esperas te ataca a lo más hondo con una trama de esas que hacen necesario tener los pañuelos cerca para secar las lágrimas. Además cuenta con rostros conocidos como Lauren Graham (Gilmore Girls) o Skylar Astin (Pitch Perfect).

6. Podría destruirte

Otra de las sorpresas indiscutibles del año. I may destroy you es una serie difícil de encasillar, porque se parece a series que ya hemos visto y al mismo tiempo es completamente diferente. La protagonista es Arabella una escritora que anda un poco bloqueada y perdida y cuya vida cambia cuando sufre una agresión sexual.

Ya os aviso que no es la típica serie que ahonda sobre las consecuencias y las secuelas que deja sufrir un ataque así. El punto de vista de Michaela Coel, creadora y protagonista de la serie, es un poco diferente, huyendo del dramatismo y de convertir a la protagonista en una víctima perpetua.

7. Gambito de dama

Es uno de los fenómenos del año y no podía faltar en esta lista. Gambito de Dama ha sido una sorpresa, porque Netflix tiene esa manía de no promocionar algunas de sus series, aunque esté protagonizada por una de las actrices más prometedoras de Hollywood: Anya Taylor-Joy.

Su enigmática mirada es uno de los alicientes de la serie, pero es que además es muy entretenida, diferente y adictiva. Da igual si no tienes ni idea de ajedrez, querrás que la protagonista se convierta en la mejor ajedrecista del mundo sí o sí. Y quien sabe, lo mismo acabas descubriendo que también es tu pasión.

8. Patria

Era una de las series españolas más esperadas del año y al final ha cumplido bastante con las expectativas. Patria es una serie sobria, dura y sí, a veces un poco repetitiva, pero la historia que cuenta es muy potente. Yo me quedo, sobre todo, con el gran trabajo de ambientación y el maravilloso reparto de actores que han encarnado a los personajes de la novela de Aramburu. Sobre todo Elena Irureta y Loreto Mauleón. Inolvidables.

9. Normal People

Es una pena que Normal People, la serie basada en la novela homónima de Sally Rooney, no haya dado más que hablar y que el hecho de estar en una plataforma más minoritaria haya impedido que la vea más gente. Porque es una de las mejores series del año. La historia de Connell y Marianne a través de los años derrocha sensibilidad y química por todos lados. Y eso es gracias al maravilloso trabajo de sus actores, Paul Mescal y Daisy Edgar-Jones.

10. Veneno

El fenómeno del año no podía faltar en la lista. La serie de los Javis es maravillosa. Es un precioso homenaje a Cristina Ortiz, es una interesante radiografía sobre la televisión en los 90 en España y una historia bonita, triste y desgarradora sobre lo rápido que suben y caen los mitos a los ojos del público. De verdad, Veneno es maravillosa y su éxito internacional un motivo de alegría para la ficción española.

Y para vosotros ¿cuáles son las mejores series del año?

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *