Series que son un verdadero lugar feliz

Todos tenemos alguna serie (o varias) que nos gusta ver una y otra vez, que nos ayudan a relajarnos y pensar en otras cosas. Que da igual si la hemos visto 30 veces, que siempre queremos ver algún capítulo más. Un lugar feliz del que no queremos despedirnos nunca.

Hace unos días lancé esta pregunta por twitter, para saber cuáles eran las series que otros tuiteros consideraban un ‘happy place’. Y los resultados me sorprendieron, porque cada uno tenemos un concepto distinto. Para mí esos lugares felices son series que suelen tener tramas más ligeras, o suelen ser muy emotivas y sentimentales. También hay hueco para grandes comedias y series un poco más mamarrachas. Sin embargo, para otros, la serie a la que siempre vuelven puede ser Breaking Bad o Los Soprano. No son precisamente ligeras ni alegres, pero no significa que no puedan ser el lugar feliz de muchos seriéfilos. Y así está bien, cada uno volvemos a ciertas historias por distintos motivos y la clave está en que todos buscamos el confort, el entretenimiento y el disfrute cuando decidimos volver a darle al play.

Yo os dejo mi lista, que es muy variada y está llena de nostalgia:

1. Friday Night Lights

Volver a Dillon siempre es buena idea. Volver a los Panthers y sus emocionantes partidos, a ver a Eric y Tami Taylor siendo la mejor pareja televisiva de la historia. Friday Night Lights es uno de los mejores dramas adolescentes (y no tan adolescente) que he visto. Tiene todo: personajes entrañables, una ambientación de 10 en un pueblecito de la Texas más profunda y un mensaje precioso sobre los valores del deporte. E insisto, no vais a ver una pareja televisiva más bonita que la que forman los protagonistas.

2. Las chicas Gilmore

No sé si lo sabéis, pero lugar feliz y Las chicas Gilmore son sinónimos. Es que todos los que hemos visto alguna vez esta serie sonreímos y se nos pone el corazón calentito solo de recordar a Lorelai y a Rory tomando algo en el café de Luke, mientras entran y salen los pintorescos vecinos de Stars Hollow con sus problemas diarios. De verdad, cuando pienso en algo agradable, otoñal y para hacer el típico plan de ‘sofá y manta’, Las chicas Gilmore siempre es de las primeras opciones.

3. Parks & Recreation

¿Quien no querría ir a Pawnee a comer gofres con Leslie Knope? ¿Quien no querría pasar un rato con Ron Swanson, o con April? O con todos. Parks & Recreation es una serie que empieza un poco flojita, pero en cuanto coge carrerilla es muy difícil no adorar a todos los personajes. Y es muy difícil cansarse de una serie que mantiene un nivel tan bueno durante casi todas sus temporadas, con momentos gloriosos, de morirse de risa, pero también con un toque emotivo. No es para menos cuando estamos ante una de las mejores comedias de la pasada década. Parks & Recreation es el lugar feliz por excelencia.

4. The Office

Si Pawnee es visita obligada, Scranton también. En mi caso he tarado en ver The Office, pero ahora es una de mis series favoritas y un lugar feliz inamovible dentro de mi corazón seriéfilo. Siempre quiero volver a Dunder Mifflin. Siempre quiero volver a reirme con el patetismo entrañable de Michael Scott, las locuras de Dwight y la preciosa historia de amor entre Jim y Pam.

5. Friends

Es la sitcom por excelencia para la mayoría. En mi caso no entra en mi lista de series favoritas, pero no voy a negar que Friends siempre me entretiene, siempre me divierte y me hace reír. Porque a todos nos gusta soñar con tener un apartamento pequeño pero cuqui en pleno Manhattan y compartir la vida con buenos amigos como Monica, Chandler, Joey, Phoebe, Rachel y Ross (bueno, Ross es un pesado, pero no todo puede ser perfecto).

6. Community

Community es una serie tan divertida, tan loca, tan meta, tan llena de referencias que es imposible que no le guste a alguien como yo. Pero además es muy buena, tiene algunos capítulos que son obras maestras de la pequeña pantalla y es un lugar al que siempre quiero regresar. De hecho, parte del confinamiento de la primera ola de la pandemia lo pasé revisionando la serie y no voy a negar que me salvó un poco poder entrar de nuevo en Greendale y echar una batalla de paintball o construir un fuerte de mantas.

7. Derry Girls

Seguramente es de las series más recientes de la lista, pero es que lo de Derry Girls es maravilloso. Es una serie tan cortita, tan divertida y entrañable que es muy fácil volver a verla varias veces. Al menos yo tengo claro que voy a seguir viendo sus dos temporadas en bucle hasta que llegue la tercera. Las chicas de Derry lo merecen, que ser adolescente en los 90 y en medio de un conflicto armado no es nada fácil.

8. Miranda

Es probablemente la serie menos conocida de la lista, al menos fuera de la burbuja seriéfila de Twitter. Miranda es una sitcom británica centrada en una mujer torpe y despistada que se ve envuelta en situaciones de lo más variopintas junto a sus amigos y que tiene una peculiar relación con su madre. Esta serie es oro puro, divertida, alegre, con un toque diferente y un humor muy inglés. Y no os sorprendáis si os recuerda a Fleabag, porque es su clara predecesora, aunque la serie de Phoebe Waller-Bridge tiene un tono bastante más oscuro y dramático.

9. Paquita Salas

La serie de los Javis es fácil de ver, ya que sus capítulos y sus temporadas son cortas. Además desprende un humor, una emotividad y un buen rollo que son contagiosos. La historia de una representante de actores venida a menos, los innumerables cameos, los guiños a la cultura popular y la maravillosa interpretación de Brays Efe, hacen que quiera volver una y otra vez a PS Management.

10. My Mad Fat Diary

En este blog he hablado muchísimo de My Mad Fat Diary. Y sí, no es precisamente un camino de rosas, porque la protagonista pasa por un proceso muy duro hasta sentirse bien consigo misma. Pero en ese camino también hay elementos tan maravillosos, emotivos y divertidos, que es una de esas series que no puedo dejar de ver. Siempre tengo que volver a ver a Rae, Chloe y compañía. Volver a esa banda sonora plagada de canciones de Oasis y esas tramas que te hacen llorar y reír cada dos por tres.

Y hasta aquí mi lista. Podría entrar también Buffy Cazavampiros, que precisamente acabo de revisionar la serie entera, pero me he contenido para que en este blog haya al menos alguna lista en la que no aparezca. Y para vosotros ¿cuáles son esa series felices a las que siempre queréis volver?

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *