Confesiones seriéfilas: Series que dan pereza

Hoy vengo con ganas de jarana, como diría Tokio en La Casa de Papel. Ya sabéis que esta sección va de confesar cosas y hoy os voy a hablar de series que dan pereza. Esas que por mucho que nos las recomienden sabemos que nunca abandonarán a lista de series pendientes. Da igual que hablen maravillas, que sea la serie del siglo, en tu interior sabes que no te apetece nada verla y no lo harás ¿no os pasa?

Desde aquí aclaro que es una lista muy subjetiva, hay series muy buenas y que seguro que son muy divertidas y buenas. Pero, ya sea por temática, por los actores o porque simplemente no es mi momento, no me interesa nada empezarlas. Hace mucho ya os hablé de lo importante que es encontrar el momento adecuado para ver una serie y con estas, aún no ha llegado. Pero no me enrollo más, vamos con esta lista de series que dan pereza.

Peaky Blinders

Sí, lo siento. No puedo con Peaky Blinders. No me interesa en absoluto su temática y ya lleva demasiadas temporadas como para que me apetezca ponerme al día. Es algo superior a mí, que me impide darle al play. Tengo una relación de amor/aburrimiento con las historias de mafiosos, bandas de gangsters y todo eso. Es muy difícil que me apetezca ver una serie de este estilo. Ya me costó la vida empezar Breaking Bad o Los Soprano. Y me acabaron encantando, pero mi cabeza ahora mismo pasa olímpicamente de Peaky Blinders.

The Mandalorian

Ni los memes del adorable Baby Yoda han conseguido que me apetezca ver esta serie. Me gusta el universo Star Wars, pero quizás no tanto. Y la premisa de la serie no me llama demasiado la atención, aunque en esté mi adorado Pedro Pascal. Quien sabe si acabaré viéndola y convirtiéndome en una gran fan. Es posiblemente la serie con más papeletas para eso en esta lista, pero por ahora, para mí, es un no.

The Witcher

No me he leído ni los libros, ni he jugado al videojuego, ni me interesa lo más mínimo ver a Henry Cavill luciendo luciendo palmito. Toda una serie de elementos que hacen imposible que me interese ver esta serie. Si a eso le sumamos que las críticas de la primera temporada no han sido demasiado buenas, se me quita la poca curiosidad que alguna vez tuve en este proyecto.

Ozark

Las comparaciones con Breaking Bad cuando empezó la serie fueron lo primero que me echó para atrás. Con un Walter White tengo suficiente. Y sí, me imagino que la serie al final ha encontrado su propio camino y no tiene nada que ver con Heisenberg, pero no me interesa descubrirlo. Además, no voy a negar que tengo una absurda e inexplicable manía a su actor protagonista, Jason Bateman. Y para colmo la trama no me interesa demasiado. Que me perdone Laura Linney, aunque si algún día veo la serie será por su presencia en ella.

Sons of Anarchy

Me pasa un poco lo mismo que con Peaky Blinders. Un grupo de tíos moteros que son una banda de delincuentes que van de ‘justicieros’ es algo que me da una pereza inicial terrible. Por muy guapo que sea Charlie Hunnam, no es un aliciente suficiente para que me interese lo más mínimo ver una serie de este estilo. Siento haber mentido a todos los que les dije que algún día la empezaré. Lo hice solo para cambiar de tema, ese día no va a llegar nunca.

Narcos

Supongo que aquí comenzamos a ver que en mi lista de series que dan pereza tenemos un patrón: las historias de gangsters, narcotraficantes y de meterse dentro del mundo de la delincuencia me producen rechazo. Me importa poco o nada Pablo Escobar y su imperio y por ello puedo hacer el sacrificio de perderme una buena serie como muchos decís que es esta. Os creo, de verdad, pero sé que nunca la empezaré a ver por voluntad propia.

Todas las series de Marvel

No puedo nombrarlas todas, pero series como Jessica Jones, Daredevil, Iron Fist, Luke Cage, Legion y un larguísimo etcétera han entrado directamente a mi lista de ‘series que ya si eso veré algún día y en realidad sé que no veré nunca’. No soy una hater de Marvel. Me lo he pasado muy bien viendo muchas de sus películas, pero el de superhéroes no es mi género favorito y en formato de serie directamente no me llama nada. Quizás algún día llegue un título que rompa esa maldición, pero de momento no ha ocurrido.

The Good Doctor

En otro tiempo quizás habría sido una serie que me interesara y la verdad que me encanta el actor que protagoniza The Good Doctor, Freddie Highmore, pero ahora mismo no es lo que me apetece ver. Los dramas médicos me enganchan mucho pero siempre me acaban cansando. Así que ¿para qué empezar sabiendo que muy pronto acabaré harta y la abandonaré?

Better Call Saul

Ya, es para matarme, pero si ya os he contado que me costó muchísimo animarme a ver Breaking Bad, me está ocurriendo exactamente lo mismo con su spin off. A eso hay que sumarle que Saul Goodman no me interesa tanto como otros personajes de la serie, por ejemplo Jesse (al que le han dado un final regulero en la película El Camino). En cualquier caso, esta serie tiene más papeletas para dejar de darme pereza que muchas otras de esta lista. Supongo que es positivo.

Ray Donovan

Probablemente la reina de esta lista de series que dan pereza junto con Narcos. Ray Donovan es el enésimo ejemplo de la oleada de protagonistas antihéroes que se produjo durante años en la ficción americana. Una tendencia que ahora ya no está en lo más alto, pero que nos ha dado grandísimos personajes como Tony Soprano, Don Draper o Walter White. El problema es a mí ha acabado saturándome. Estoy muy harta de señores atormentados que son un desastre pero ‘no pueden cambiar’ y siguen siendo unos cabrones insoportables.

Cuéntame

El toque español de la lista lo pone la serie más mítica que tiene TVE en su parrilla. Un recorrido por la historia de España que no me enganchó cuando empezó y no lo va a hacer ya nunca, después de 8000000 temporadas. Es un caso curioso, porque tiene todos los ingredientes para gustarme, pero ahora mismo no puedo imaginarme haciendo maratón de esta serie. Puedo ver el valor que tiene, su calidad y que sea todo un referente de la ficción española, pero ya es tarde para mí. Ese tren ha pasado y los Alcántara me dan un poco igual.

Hay muchas series y no todas son para todo el mundo

Este post no es para generar hate, ni mucho menos. La mayoría de series mencionadas han tenido el aplauso de la crítica y tienen mucho éxito, pero no pueden gustar a todo el mundo. Hoy hay tantas series que nos hemos vuelto mucho más selectivos y, por muy buenos comentarios que hagan de una de ellas, si la temática, los actores o cualquier otra cosa no nos atrae de primeras, no la vemos. Y a vosotros ¿qué series os da más pereza empezar?

Comparte

4 thoughts on “Confesiones seriéfilas: Series que dan pereza

  1. Muchas, pero creo que La casa de Papel es top 1. Otra que lleva en el Olimpo de las series que dan pereza siglos es Prison Break.

    1. Ufff Prison Break también me dio siempre mucha pereza, habría sido un buen nombre a incluir en la lista. La Casa de Papel también me daba perecilla, pero acabé empezándola y me enganchó xD

    1. Jajajajaja todo sea por el clickbait 😛 Fuera bromas, Baby Yoda es muy cuqui, pero no suficiente para que me anime a ver la serie (aún).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *